Sin miedo a CANCELAR

Las percepciones cambian a medida que pasa el tiempo y cambia la sociedad. Hoy tenemos cierta enseñanza, historia y experiencia social que ya no caben acciones y palabras sin que caigan por su propio peso, sin tener un impacto, sin que signifiquen o referencien a algo. Cosas que durante mucho tiempo fueron “normales” hoy ya no tienen lugar social aceptado, y celebro eso. Crecimos mentalmente, evolucionamos y revolucionamos pensamientos retrógrados. Cuestionamos cada cosa que haga ruido. Mejoramos. No normalizamos lo que nos incomoda o lo que nos atenta.

Intentamos arrancar de raíz todo lo que está MAL para sembrar una nueva base de lógicas sociales igualitarias en la que no se viole ni se degrade el derecho de ninguna persona. Tenemos cultura de lucha y de muchas luchas ganadas por derechos. Socialmente hay cosas que no podemos aceptar y naturalizar, y a lo que nos parezca mal lo CANCELAREMOS.

¿Qué es la cultura de la cancelación? ¿Qué es cancelar a alguien?

La cancelación es social. Se lleva a cabo evitando e ignorando a esa persona conocida o famosa, a causa de alguna expresión, comentario o acción inadecuado, ofensivo o no aceptado socialmente. Se deja de promocionar, viralizar o buscar a la persona. Se deja de seguir, se le da poca importancia y valor a sus palabras. Se lo desprestigia y aparta. Cuando la cancelación es total, en todos los ámbitos, se deja de entrevistarlo, de invitarlo a programas, caen los números de seguidores y nadie le permite hacer apariciones públicas en TV u otro medio.

Le cabe CANCELACIÓN a Hernán Coronel (43) conocido por su nombre artístico “Mala Fama” tras haberse viralizado recientemente un video en el que tenía a su nieta menor de edad sentada en sus piernas tocándola por debajo de la remera. El repudio al cantante se hizo notorio en todas las redes, lo cancelaron automáticamente.

Se trata de poner límites y crear alertas en aquellas mentes que aún perciben estos actos como “normal” o “no grave”. Hernán Coronel no tenía razón para colocar su mano debajo de la remera de la menor. Es abuso infantil. Y no debe importar que tan famoso sea, que tan buena reputación tenía, que tan bien hacía su trabajo, que mal le caigan las acusaciones o que tanto perjudique su carrera. Las cosas que están mal hay que decirlas en voz alta, no importa de quien se trate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: